Sinfónica Simón Bolívar dejó en alto a Venezuela nuevamente

Tres veces tuvo que salir al escenario el director venezolano Gustavo Dudamel para complacer a los más de 2.000 asistentes, que con aplausos ensordecedores demostraron lo complacidos que estaban con la ejecución, por parte de los músicos de la Sinfónica Simón Bolívar, de la Sinfonía Nº7 de Gustav Mahler.

El escenario fue el Walt Disney Concert Hall, ubicado en el centro de la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos.

A las 8:00 de la noche de este martes, los 150 músicos, vestidos elegantemente tomaron asiento. De inmediato salió a escena Dudamel. Chaquetas con el tricolor venezolano destacaban entre el público, compuesto en su mayoría por estadounidenses.

El concierto empezó. La obra, denominada Canción de la noche, está compuesta por cinco movimientos y fue estrenada en 1908 en Praga, con la Orquesta Filarmónica Checa.

El primer minuto de esta pieza es considerado uno de los mejores minutos de Mahler. Para los expertos, es una de las obras con mayor experimentación armónica del autor.

“Precisión”, fue una de las frases más pronunciadas por el público norteamericano, que se rindió ante el talento de los músicos venezolanos.

El sistema: Un ejemplo para el mundo

En horas de la mañana del pasado martes, el director ejecutivo del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, Eduardo Méndez y Florentino Mendoza, miembro fundador del sistema de eduación musical venezolano, se dieron cita en el centro de conferencia de la Catedral Nuestra Señora de Los Ángeles, donde se realiza desde el pasado 30 de enero el simposio denominado Take a Stand.

En el encuentro internacional participan representantes de 10 países y de Estados Unidos, que llevan a cabo iniciativas inspiradas en el sistema de educación musical venezolano fundado por José Antonio Abreu hace 37 años.

En la ponencia denominada Cambiando vidas, Méndez y Mendoza explicaron, ante 300 personas, de qué manera el sistema logra brindarles a más de 400 mil niños venezolanos de escasos recursos conocimientos sobre música.

 “La música aleja a los niños del ocio y de malas influencias. Son felices siendo parte de la orquesta porque tocar un instrumento es para ellos como jugar”, expresó Méndez.

La gira de la Sinfónica Simón Bolívar por Los Ángeles culminará el sábado 4 de febrero, con un concierto en el Shrine Auditorium, junto a la Filarmónica de Los Ángeles, para interpretar la Sinfonía Nº8 de Gustav Mahler, bajo la dirección de Gustavo Dudamel.Venprensa- AVN

About jahatex