Un tributo para la artista Lis Villamediana quien hoy estaría de cumpleaños

Venprensa Arte y Cultura se complace en dedicar estas sentidas líneas como un pequeño pero muy significativo homenaje a esta artista que en vida se dedicó con pasión, alegría, entrega y humildad a la cultura y al arte, como algunos la llamaban ‘’La muñeca de Carabobo’’ Lis Villamediana fué la amiga de todos.

Lis nació el 08 de febrero en San Cristóbal, pero vivió varios años en Barquisimeto y desde hace más de cuarenta, en Valencia. Es egresada como educadora de la Universidad de Carabobo.

Lis Villamediana y sus muñecas

La artista Lis Villamediana con una de sus muñecas.

Ella era una mujer sencilla, con un gran arraigo por las tradiciones y el folklore de su tierra y por ello las expresiones folclóricas siempre fueron su fuente de inspiración para sus obras y especialmente para sus famosas muñecas.

Como ella misma decía ‘’Los artistas hablamos de lo que pasa a la gente’’, a Lis le encantaba escuchar las historias de sus amigos y se interesaba por las cosas diarias de la gente común, ella recreaba las historias y las relataba entre trazos de colores, o retazos de telas y lienzo y también a través de sus personajes, sus afamadas muñecas.

Lis Villamediana - Mariposa Azul

Lis Villamediana – Obra “Mariposa Azul”

Lis Villamediana- El Sebucan

Lis Villamediana- Obra “El Sebucan”

Entre agujas, pinceles, tijeras, estambres, pedazos de telas fue confeccionando poco a poco su obra y fue reconocida como una digna representante del arte popular del estado Carabobo y no en vano en el año 2014 la CANTV editó un catálogo titulado ‘’Arte Popular Rostros de nuestro Pueblo’’, donde el trabajo de Lis es incluido como una de las cultoras del arte popular en Venezuela.

‘’Su mamá fue demostradora del hogar campesino en la Escuela de Artes y Oficios. Vivía de pueblo en pueblo y para tener distraídos a sus hijos, les enseñaba a cantar, pintar, bordar, coser y hacer muñecos’’. Así pues su madre fue además de maestra su gran precursora ya que años más tarde Lis desarrolló ese arte tan genuino y original.

Su trabajo artístico fue siempre con mucho color, alegría y los símbolos religiosos como las cruces y las vírgenes que fueron muy característicos en su obra – Lis comentó en varias ocasiones; “mi trabajo es mi reflejo”, y así era ella una mujer que transmitía alegría, paz, armonía y amor por su mundo circundante.

Lis Villamediana - Los locos de la Vela de Coro

Lis Villamediana –  Obra “Los locos de la Vela de Coro”

Lis y sus amigos del arte

Lis y sus amigos del arte

Sus inicios

En 2007, conoció a Yilda Villalobos, quien apenas vio su trabajo, exclamó: “eres una artista Lis” – fue Villalobos quién la motivó a trabajar y atreverse a crear con la arcilla y logró hacer una obra con la que participó por primera vez en una exposición.

A partir de allí empieza a contar historias en lienzos, tapices, muñecas y a crear personajes de fábula, de leyendas de pueblo.

Esa estrella que tanto brilló en este firmamento cerró sus ojos y alzó sus alas hacia otros senderos iniciando su viaje hacia la eternidad y donde seguirá brillando.

Lis Villamedina vivirá a través de su obra, y su legado artístico  estará presente siempre entre la cultura y el arte.

@VenprensaAC Por Janeissy Poyer / Fuente: “Arte Popular Rostros de nuestro Pueblo’’, Fotos cortesía: Anna Fioravanti – Facebook

 

 

 

 

LIS VILLAMEDIANA

 

 

 

About JANEISSY Redacción